La traca, al carrer

La traca, al carrer

Es imposible vivir en Valencia y no oír, al menos una vez cada dos o tres días, una traca. Una boda, un bautizo, un gol del Valencia o el Levante, hasta la despedida de un compañero de trabajo que se jubila es motivo más que suficiente para comprar una de esas tracas de 20 ó 40 metros y soltarla a lo largo de un callejón -“cuant més estret millor”- y ala… A despertar a medio barrio. Los valencianos andamos emborrachados de olor a pólvora prácticamente todo el año y que nadie os engañe… Si ese olor no nos llegara al olfato de vez en cuando, lo echaríamos de menos.


Tags assigned to this article:
carrercorrefocmislatatracavalencianos

Related Articles

Mare, quina calor fa

Fallera Mayor y madre… Dos cargos que a veces se tornan difíciles de conciliar. La niña combate el profundo calor

Gran noche flamenca en la plaza de la Virgen

La Feria de Julio ofrece un sinfín de formas de pasárselo bien. La que quizás más destaque es la de

1 comment

Write a comment
  1. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ.
    SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ. 18 octubre, 2010, 17:01

    Así es y si será, pues para quienes no lo sepan, sepan todos que para los valencianos naturales y –también para quienes quieren serlo, existe un milagro que aquí y en natural se llama “Llumenà”, que te eleva a estratos inimaginados de felicidad cuando entras dentro del sonido de un Tro. La Llumenà sólo es posible si vives la tradición valenciana tal como esboza Xenano, y para que nos entendamos es lo mismo que los majaras viven artificialmente cuando se chutan. Nosotros por milagro natural somos muy felices en la Llumenà sin necesidad de degradarnos física y mentalmente, sólo siendo naturales valencianos. Esto no lo comprende ni Dios, de no ser natural valenciano.

    Gracias Xenano.
    So. Andrés Castellano Martí.

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Rss Feed Tweeter button Facebook button Technorati button Linkedin button Youtube button