San Agustín, Valencia

San Agustín, Valencia

En este emplazamiento, en el año 1307, se fundó un convento de Agustinos y se empezó a construir la iglesia y el convento, que fue uno de los mas grandes de Valencia. En la actualidad, sólo queda la iglesia, y no en estado original, ya que, en 1940, y de la mano del arquitecto Javier Goerlich Lleó, se restauró. Así pues, tanto la torre como la fachada a la calle Guillem de Castro son fruto de esta restauración. La iglesia es gótica, de una sola nave con capillas laterales y coro a los pies. Interiormente, presenta la particularidad de que el primer arco fajón se encuentra entre la tercera y cuarta capilla, pues las dos primeras capillas de cada lado se unen con el presbiterio. La iglesia da una gran sensación de ligereza, motivada, fundamentalmente, por las cinco grandes ventanas ojivales del presbiterio.

Iglesia de San Agustín, Valencia

Iglesia de San Agustín, Valencia

La llegada de los agustinos a la ciudad de Valencia se materializa en torno al año 1258, pero no será hasta el año 1307 cuando levanten su convento. Los agustinos levantaron el convento primitivo, extramuros de la ciudad, junto al conocido como Camino de San Vicente que llevaba al Convento de la Roqueta. La fundación corrió a cargo de fray Francisco Salelles (fallecido en 1310) (frater Franciscus de Salelles). Su sepulcro en piedra se encontraba en el monasterio, hasta que en 1835 al ser desamortizado, pasó a propiedad del Museo del Carmen (antecesor del Museo de Bellas Artes de Valencia). Con la construcción en 1356 de la nueva muralla cristiana el antiguo convento quedó intramuros de la ciudad pegado a la muralla y muy cercano de la Puerta de San Vicente.

Llama la atención en el plano del padre Tosca fechado en 1704 que junto al convento se levantaba una cruz. Según se dice esta cruz fue levantada como recuerdo que en aquel lugar se encontraba el cementerio parroquial de la iglesia de San Andrés que fue derribado en 1640 al abrirse la nueva plaza.

Para comprender la importancia de este monasterio diremos que disponía de refectorio, enfermeria, noviciado, celdas para los monjes, dos claustros, porteria y que su biblioteca situada en el piso superior del refectorio albergaba mas de 120.000 volumenes. En su época de mayor esplendor ocupaba una superficie que iba desde su actual emplazamiento hasta cerca de donde se encuentra hoy en día el MUVIM, en los jardines del antiguo Hospital General.

Después del paso de los franceses durante la guerra de la independencia el convento quedó, practicamente arruinado. El convento había sido convertido en Cuartel militar y todas las obras de arte que no pudieron ser salvadas antes de la toma de la ciudad, desaparecieron, incluida la biblioteca de la que no quedaron ni los estantes. En 1815 los agustinos pudieron volver al monasterio una vez abandonado por los franceses pero a partir de ese momento el convento no pudo reponerse de las perdidas sufridas.

El 6 de agosto de 1835 el convento sería abandonado por los religiosos como consecuencia del decreto de desamortización de Mendizabal. La iglesia continuaría cumpliendo exclusivamente función de parroquia a petición de los vecinos. Esta se volvería a reabrir el 1 de noviembre de 1836.


Tags assigned to this article:
AgustinosGoerlichGuillem de Castro

Related Articles

Árbol de Navidad en la explanada de las Flores

Además de la iluminación navideña en la fachada del Ayuntamiento de Valencia, durante el mes de diciembre se monta un

La última esquina de la avenida del Puerto, por la noche

Valencia ofrece muchas imágenes que, realizadas durante el día, carecerían de toda la magia que la noche valenciana le otorga

La Lonja de la Seda, Valencia

Conocida como La Lonja de la Seda o Lonja de los Mercaderes, la plaza del Mercado la domina el máximo

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Rss Feed Tweeter button Facebook button Technorati button Linkedin button Youtube button