La Fuente alegórica del Turia en la Plaza de la Virgen, Valencia

La Fuente alegórica del Turia en la Plaza de la Virgen, Valencia

Cuando el viajero penetra desde la calle Navellos a desembocar en la Plaza de la Virgen, lo que se abre ante sus ojos es un conjunto monumental y arquitectónico único en el mundo. En pocos lugares del Mundo se concentran tantos monumentos de relevancia en tan poco espacio. A la izquierda, la Basílica de la Virgen de los Desamparados, que da nombre a la plaza; a continuación de la Basílica, la Catedral de Valencia, consagrada en 1238 por el Rey Don Jaime I nada más conquistar la ciudad; a la derecha, primero el jardín del Palau de la Generalitat con el propio Palau al fondo y, tras unas cuantas terrazas y cafeterías, la Casa Vestuario, sede del milenario Tribunal de las Aguas; al fondo, en el centro, la torre del homenaje de la Catedral, conocida como El Micalet, alzándose majestuoso sobre todo el conjunto.

Calle Navellos, en su confluencia con la plaza de la Virgen.

Calle Navellos, en su confluencia con la plaza de la Virgen.

Vista general nocturna de la Plaza de la Virgen

Vista general nocturna de la Plaza de la Virgen

Pero en el centro de la plaza, sobre una antigua mezquita de la época de la dominación musulmana de la ciudad, desde mediados de los 70 domina otro monumento que alude también al régimen singular que el agua tiene en Valencia, personificado gloriosamente en el mencionado Tribunal de la Aguas que se reúne, en juicio oral, público e inapelable, cada jueves, en la Puerta de los Apóstoles de la Catedral.

plaza-de-la-virgen-de-dia-02

Es la fuente alegórica del río Turia, que consiste sobre una gran taza oblonga, es decir de ejes desiguales, en un pedestal sobre el que -todo el bronce- yace semirrecostado, un varón barbado -el Turia-, recuerdo lejano, pero evidente, de las plasmaciones helenísticas del Nilo y romanas del Tíber. Aquí, el personaje fluvial sostiene, y se apoya a la vez en él, un gran cuerpo de Amaltea o de la abundancia, desbordante de frutos, propio de la antigua emblemática de Valencia.

Fuente del río Turia, Plaza de la Virgen

Fuente del río Turia, Plaza de la Virgen

A su alrededor, en sendos pedestales de sección en arco peraltado, figuran, personificando a las acequias que del Turia manan, ocho niñas o adolescentes, desnudas, con peinado y peineta de labradora valenciana; todas con un cántaro del que mana agua, así como del borde superior del pedestal de la figura principal, y de los surtidores que rodean el monumento, en grupos de nueve u ocho, situados entre las figurillas femeninas, las que son, a partir de los pies de la del “Turia”, y por su derecha, representantes de las siguientes acequias:

  • de Benager i Faitanar, con el cántaro sobre el hombro derecho
  • de Rovella, con el cántaro sostenido por ambas manos
  • de Favara, con el cántaro en el pie izquierdo
  • de Quart, que lo tiene entre ambas manos
  • de Tormos, sobre el hombro derecho
  • de Rascanya, sobre el brazo izquierdo de Mislata, al pie y
  • de Mestalla, con el cántaro sobre el brazo izquierdo, ayudándose del derecho.

fuente-rio-turia-plaza-de-la-virgen

A los dos extremos, o sea a los pies y la cabeza del personaje fluvial, sendos hidrantes rodeados, cada uno, de seis surtidores verticales.

Toda la fuente es obra del escultor Manuel Silvestre Montesinos o “Silvestre de Edeta”. Inaugurada en 1976.

plaza-de-la-virgen-nocturna-01

Fuentes consultadas: Ayuntamiento de Valencia. Fotos: Javier Furió



Related Articles

Vista nocturna y aérea de la Plaza de la Virgen

Si ya es bonita de día y a ras del suelo, imaginad de noche y a vista de pájaro… Bueno,

Real Parroquia de los Santos Juanes

Conocida también como Iglesia de San Juan del Mercado, la Real Parroquia de los Santos Juanes está situada al lado

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Rss Feed Tweeter button Facebook button Technorati button Linkedin button Youtube button