Mare, quina calor fa

Mare, quina calor fa

Fallera Mayor y madre… Dos cargos que a veces se tornan difíciles de conciliar. La niña combate el profundo calor con el abanico, mientras su madre aguanta el tipo en el calor que ya de por sí ataca el ambiente y el que recibe en el ardor del propio acto fallero. El abanico es un elemento más de la indumentaria típica fallera y, en muchas ocasiones, la auténtica tabla de salvación de las falleras. No resulta precisamente reconfortante para el cuerpo serrano llevar un vestido de fallera…


Tags assigned to this article:
abanicocalorfallerafalleritainfantil

Related Articles

La traca, al carrer

Es imposible vivir en Valencia y no oír, al menos una vez cada dos o tres días, una traca. Una

Castillo fuegos artificiales

En Valencia, hablar de fuegos artificiales ha sido, durante muchos años, sinónimo de hablar de Caballer. La mítica familia pirotécnica

Xe, qué vens de la mascletà?…

Son las dos y cuarto de un día cualquiera de la primera quincena de marzo… Un inmenso gentío se agolpa

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Rss Feed Tweeter button Facebook button Technorati button Linkedin button Youtube button